Cómo crear y gestionar el presupuesto de marketing digital [Incluye plantillas gratis]

Lectura de: 5 minutos

En estos tiempos que corren si algo preocupa a muchos es: el presupuesto de marketing digital. Muy especialmente cuando los ingresos del negocio puede que no vayan tan bien como se esperaba.

¿Cuánto va a costar el rediseño del sitio web? ¿Cuál será el gasto a realizar en publicidad digital? ¿Debemos invertir en más creación de contenido?. Son solo algunas de las preguntas que los profesionales del marketing y las empresas se están haciendo en este momento.

En este artículo buscamos ofrecerte una guía para crear y gestionar tu presupuesto de marketing digital de principio a fin.

Presupuesto de marketing

Un presupuesto de marketing describe todo el dinero que una empresa pretende gastar en proyectos relacionados con el mercadeo, típicamente, durante un trimestre o todo el año. Los presupuestos de marketing pueden incluir gastos como publicidad digital, contenido web patrocinado, nuevo personal de marketing, el registro de un dominio de blog y hasta el software de automatización de marketing.

Los presupuestos de marketing pueden ser difíciles de gestionar tanto para las pequeñas como para las grandes empresas.

Si tienes una pequeña empresa, es posible que te preguntes con qué gastos de marketing deberías comenzar. Si eres una empresa grande, tener varios equipos u operaciones de marketing en juego puede dificultar la tarea de garantizar que todos en el departamento obtengan lo que necesitan.

Entonces, ¿en qué área de los esfuerzos de marketing deberías invertir tu dinero?

Un primer foco: los medios digitales. Los medios digitales representan más de la mitad del gasto publicitario mundial incluyendo a Estados Unidos. Esto implica iniciativas que se dirigen a personas en computadores de escritorio, motores de búsqueda, plataformas de transmisión de video, redes sociales y dispositivos móviles.

Dado el éxito que el marketing digital tiene hoy en día, podrías considerar gastar al menos la mitad de tu presupuesto de marketing en algunos de estos canales digitales. Hablemos de otras formas de repartir tu presupuesto de marketing.

La asignación del presupuesto de marketing digital

Al crear un presupuesto de marketing, existen algunos elementos a considerar al planificar los gastos:

  • Software: cuando se trata de medios digitales e incluso impresos, es posible que necesites programas informáticos para crear tus campañas de marketing o manejar los procesos diarios.
  • Freelancers: si tienes una campaña temporal o deseas probar una nueva estrategia de marketing, es posible que necesites contratar a un profesional independiente a corto plazo antes de contratar un trabajador a tiempo completo.
  • Personal nuevo: cuando contrates empleados de tiempo completo, querrás presupuestar los costos, incluyendo la computadora, la tecnología, los beneficios y las necesidades relacionadas con la incorporación de ese talento.
  • Publicidad: proyecta un presupuesto de cuánto dinero gastarás en oportunidades pagas, como anuncios físicos, anuncios nativos, contenido patrocinado, anuncios en motores de búsqueda y promociones en redes sociales.
  • Creación de contenido: cuando creas contenido como videos, fotos o incluso publicaciones de blog, deberás dedicar tiempo pagado. Has un presupuesto de cuánto dinero se destinará a la creación de este contenido para que puedas ajustarlo en consecuencia en función de tu retorno de la inversión.

→ Descarga ahora: 12 plantillas gratis para elaborar tu presupuesto de marketing y marketing digital. Completamente personalizables.


Cómo crear un presupuesto de marketing

Saber manejar excel o las hojas de cálculo por sí solo no te ayudará a comprender cómo gastarás el dinero de marketing este año y el próximo. La creación de un presupuesto de marketing sólido comienza con saber para qué servirá este presupuesto y qué equipos de marketing representará.

1.- Conoce el Buyer’s Journey

El Buyer’s Journey o viaje del comprador es el recorrido que hace tu cliente potencial a medida que «viaja» entre ser potencial a ser un cliente que paga. Conocer el recorrido de tu comprador te permite comprender cómo interactúa tu audiencia con tu marketing y dónde establecer los objetivos y presupuesto para llegar mejor a esos clientes.

Para definir el viaje del comprador te sugerimos hacerte estas preguntas:

  • ¿Cómo suelen descubrir tus productos/servicios tus clientes potenciales y clientes?
  • ¿Qué necesitan saber antes de realizar una compra?
  • ¿Cuántas visitas al sitio existen al mes?
  • ¿Cuántos clientes potenciales generas por mes y cuántos de ellos se convierten en clientes de pago?
  • ¿Cuál es el costo de generar nuevos clientes potenciales y luego convertirlos en clientes?
  • ¿Cuál es el valor / ingresos típicos de cada cliente potencial?

Este proceso debe señalar qué tácticas de marketing funciona (y qué no funciona), dónde debe modificar los objetivos de marketing y dónde puedes enfocar tu presupuesto de marketing.

2.- Alinea tu presupuesto con tus objetivos de marketing.

Lo que gastes y dónde lo gastes dependerá de lo que estés tratando de lograr.

Por lo tanto, cuando comiences a crear tu presupuesto de marketing, asegúrate de que solo gastas dinero en las cosas que requieren tus objetivos de marketing actuales: objetivos establecidos en función de tu audiencia y su recorrido desde ser cliente potencial hasta ser cliente. Esto podrían incluir:

  • Mostrar anuncios para promocionar un nuevo producto que lanzarás este año.
  • Publicaciones patrocinadas en redes sociales para generar seguidores a tu nueva página de Facebook.
  • Anuncios de motores de búsqueda pagados para dirigir tráfico (y compras) a una página de producto específica.
  • Contratar blogueros para conseguir más tráfico de búsqueda orgánico en el sitio web de tu empresa.

3.- Ten cuidado con los costos ocultos.

Una de las grandes ventajas de tener y mantener una hoja de cálculo de presupuesto es que te ayuda a evitar alucinaciones de fin de trimestre o de fin de año cuando te das cuenta de: «Wow … ¿en qué gasté todo eso?»

En muchos casos, los costos no anticipados pueden obligar a los profesionales de marketing a desembolsar dinero en efectivo que no estaba planificado gastar. El marketing de productos ofrece un ejemplo perfecto. Cuando las personas asignan presupuesto para el marketing de productos, tienden a pensar en términos de lanzamientos de productos y actividades promocionales.

Que sin duda, esa es una parte importante. Pero otra área de enfoque para recordar es reservar recursos para realizar investigaciones y pruebas de mensajes mucho antes de que el producto llegue al mercado. Tener conversaciones con los clientes sobre los puntos débiles de un producto puede ser fundamental para dar forma a los mensajes y tener un lanzamiento realmente exitoso.

4.- Recuerda dónde están tus prioridades.

El marketing está repleto de complementos y extras, ventas adicionales y versiones «premium». Una de las mejores formas de evaluar lo que es bueno tener frente, a lo que es absolutamente necesario es: (¿adivinaste?) organizar todos tus gastos.

Al controlar dónde se asigna tu presupuesto y verificar ese gasto con los resultados que estás obteniendo, será mucho más fácil identificar qué debería seguir obteniendo presupuesto y qué debería eliminarse.

5.- Gasta tu presupuesto de marketing de forma inteligente.

Tener una hoja de cálculo con todos los gastos detallados, no quiere decir que debes rellenar absolutamente todo lo que esté allí y hemos mencionado en este artículo. La idea no es un enfoque de marketing de «gastar siempre más».

Por el contrario, el enfoque —y mucho más en nuestros tiempos convulsos— tiene más que ver con «siempre gastar de forma inteligente». No todos los gastos en marketing son obligatorios, pero es ideal tener presente todas las posibilidades que existen, para guiar tu pensamiento y ayudarte a que no pases por alto ningún gasto o costo oculto en los esfuerzos de marketing.

6.- Prepárate para medir el ROI.

Cuando inviertes una cierta cantidad de dinero en un área determinada, querrás identificar si tu presupuesto te ayudó o te perjudicó, de cara a la planificación de presupuestos futuros. La mejor manera de hacerlo es midiendo el ROI, o el retorno de la inversión.

Si el dinero que invertiste en un área del marketing en particular, logró que tu negocio tuviera mayores ingresos, es muy probable que para el próximo trimestre o año quieras aumentar esa inversión. Si por el contrario el dinero invertido no devolvió nada, entonces debes revisar tu presupuesto.


Ahora es tu turno

El desafío de saber dónde sí y dónde no invertir el dinero de mercadeo nos sucede a todos. Esperamos que con lo que te compartimos hoy, la tarea de crear y gestionar un presupuesto de marketing digital sea mucho más digerible y lo más importante: que te ayude a alcanzar los objetivos. Hasta la próxima.