Cómo escribir un blog post: guía paso a paso

Lectura de: 11 minutos

Quizá ya sepas cómo escribir un blog post con cierto éxito. Inclusive probablemente ya sepas cuán integral es el proceso de los blogs para el éxito de tus esfuerzos de marketing. Es por esto que no hace falta decir que es excepcionalmente importante aprender cómo iniciar y administrar un blog de manera efectiva que respalde tu negocio.

Sin un blog, te encontrarás experimentando una serie de problemas, como una mala optimización de motores de búsqueda (SEO), falta de contenido promocional para redes sociales, poca influencia con tus clientes potenciales y clientes, y menos páginas para compartir sus llamadas generadoras de clientes potenciales o «Call To Action» en inglés.

Nos guste o no, mantener un blog es quizá uno de los mejores esfuerzos de marketing que todo negocio hoy en día podría llevar adelante. Muchos profesionales del marketing digital se resisten a ello, es cierto. Tal vez porque, a menos que te guste escribir, los blogs de negocios pueden parecer poco interesantes, lentos y difíciles. Aunque muy controlables y totalmente afines a clientes que interesadamente están buscando información relevante.

Así aún tienes dudas sobre los blogs, esta guía está aquí para ayudarte a comprender por qué es indispensable. Cubriremos cómo escribir y administrar el blog de tu empresa, para que sea de valor para el logro de los objetivos del negocio.

¿Qué es un blog post?

Los blogs te permiten a ti y a tu empresa publicar ideas, pensamientos e historias en tu sitio web sobre cualquier tema. Pueden ayudarte a aumentar el tráfico, el conocimiento de la marca, la credibilidad, las conversiones y los ingresos.

Hoy en día, las personas y organizaciones de todos los ámbitos de la vida se vuelcan a escribir un blog post para compartir análisis, instrucciones, críticas, información de productos, hallazgos de la industria y más. Hay muchos formatos de blog post populares, aquí hay seis de los más comunes:

  • Blog post de «Cómo hacer tal cosa» o «How to».
  • Artículos de blog «Tipo listado».
  • Posts que se centran en el «Que es tal cosa».
  • Post sobre un «review» de un producto o servicio.
  • Blog post a partir de una noticia relevante de la industria.
  • Post infográfico.

Lo importante más allá de cualquier formato, es que captures el ojo de tu cliente potencial.

¿Qué hace que una publicación de blog sea buena?

Antes de escribir un blog post, asegúrate de conocer las respuestas a preguntas como: «¿Por qué alguien seguiría leyendo toda esta publicación del blog?» y «¿Qué hace que nuestra audiencia vuelva por más?».

Para empezar, una buena publicación de blog es interesante y educativa. Los blogs deben responder preguntas y ayudar a los lectores a resolver un desafío que están experimentando, y debe hacerlo de una manera interesante.

No es suficiente responder las preguntas de alguien, también debe proporcionar pasos prácticos mientras se involucra. Por ejemplo, la introducción debe enganchar al lector y hacer que quiera seguir leyendo tu publicación. Luego, usa ejemplos para mantener a tus lectores interesados ​​en lo que quieres decir.

Recuerda, escribir un blog post con calidad quiere decir que es interesante de leer y proporciona contenido educativo a los miembros de la audiencia.

Existen algunas fórmulas que pueden ayudarte a redactar si aún no tienes mucha experiencia en ello.

Cómo escribir un blog post

Estos son los pasos que te sugerimos seguir al escribir una publicación de blog.

1. Comprende a tu audiencia.

Antes de comenzar a escribir un artículo para tu blog, asegúrate de tener una comprensión clara de tu público objetivo.

Hazte preguntas como: ¿Qué quieren saber? ¿Y qué resonará con ellos?.

Aquí es donde la creación de un buyer persona resulta útil. Considera lo que sabes sobre las personas de tu comprador ideal y sus intereses mientras buscas un tema para tu blog post.

Por ejemplo, si tus lectores son millennials que buscan comenzar un negocio, probablemente no necesites brindarles información sobre cómo comenzar en las redes sociales; la mayoría de ellos ya lo saben.

Sin embargo, es posible que desees brindarles información sobre cómo ajustar su enfoque de redes sociales (por ejemplo, desde lo que puede ser un enfoque informal y personal hasta un enfoque más inteligente para los negocios y centrado en las redes). Ese tipo de ajuste es lo que te ayuda a publicar contenido sobre los temas que tu audiencia realmente quiere (y necesita).

2. Crea tu dominio de blog.

A continuación, necesitarás un lugar para alojar esta y todas las demás publicaciones de blog que escribas. Esto requiere elegir un sistema de gestión de contenido (CMS en inglés) y un servicio de alojamiento de dominios de sitios web.

Elige un CMS.

Un CMS te ayuda a crear un dominio de sitio web donde realmente publicarás tu blog. Las plataformas CMS pueden administrar dominios (donde creas tu sitio web) y subdominios (donde creas una página web que se conecta a un sitio web existente).

Existen opciones populares como WordPress. Más allá del CMS, es clave que elijas un dominio propio con el cual tu audiencia pueda identificarte fácilmente.

Registra un dominio o subdominio con el alojamiento de un sitio web.

El dominio de tu blog se verá así: www.tunombredeblog.com. El nombre depende de ti, y de que se encuentre disponible en Internet.

¿Quieres crear un subdominio para tu blog? Si ya tienes un negocio —por ejemplo— de cocina en www.tuempresa.com, puedes crear un blog que tenga este aspecto: blog.tuempresa.com. En otras palabras, el subdominio de tu blog vivirá dentro de tuempresa.com.

Algunos CMS ofrecen subdominios como un servicio gratuito, donde tu blog se encuentra en el CMS, en lugar del sitio web de tu empresa. Por ejemplo, podría verse así: tublog.maunamedia.com. Sin embargo, para crear un subdominio que pertenezca al sitio web de una empresa, registra el subdominio con servicio de alojamiento web. Nosotros en Mauna Media, usamos y recomendamos SiteGround, especialmente si vas a usar WordPress para tu sitio web.

3. Personaliza el tema de tu blog.

Una vez que hayas configurado tu nombre de dominio, personaliza la apariencia de tu blog para reflejar el tema del contenido que planeas crear y vincularlo a tu marca.

Por ejemplo, si escribes sobre sostenibilidad y medio ambiente, el verde puede ser un color a tener en cuenta al personalizar el blog.

Si ya administras un sitio web y estás escribiendo la primera publicación para ese sitio web existente, asegúrate de que el artículo sea coherente con el sitio web en apariencia y tema. Sugerimos dos formas de hacer esto:

  • Logotipo: puede ser el nombre o el logotipo de tu empresa; recordará a los lectores del blog quién publica el contenido. (Sin embargo, depende de ti el grado en que desees darle una marca a tu blog).
  • Página «Acerca de»: es posible que ya tengas una sección «Acerca de» que te describa a ti mismo o a tu empresa. La sección «Acerca de» de su blog es una extensión de esta declaración de nivel superior. Piensa en ello como la declaración de misión de tu blog, que sirve para respaldar los objetivos de tu empresa.

→ Eleva el nivel de tu contenido ahora, con una estrategia y ejecución sólida de content marketing alineada con tu negocio.

4. Identifica el tema de tu primera publicación de blog.

Antes de escribir algo, elige un tema para la publicación de tu blog. El tema puede ser bastante general para empezar. Por ejemplo, si eres una empresa que vende un CRM para pequeñas y medianas empresas, tu publicación podría tratar sobre la importancia de utilizar un único software para mantener alineados el marketing, las ventas y el servicio.

Consejo: no te vayas con un artículo absolutamente técnico de tu área.

Por ejemplo, si eres un plomero que escribe su primera publicación, puedes escribir sobre configuraciones modernas de grifos o contar una historia de éxito en particular que tuviste al rescatar un grifo antes de que inundara la casa de un cliente. Aquí hay otros cuatro tipos de publicaciones de blog con las que puedes comenzar:

  • Lista («Lista»): 5 formas de reparar un grifo que gotea
  • Colección seleccionada: 10 marcas de grifos y fregaderos para considerar hoy
  • Presentación de SlideShare: 5 tipos de grifos para reemplazar el anterior (con imágenes)
  • Noticia: Un nuevo estudio muestra que el X% de las personas no reemplazan el grifo con la suficiente frecuencia

Si tienes problemas para encontrar ideas sobre temas, una sugerencia es ir y consultar los comentarios en redes sociales que dejan las personas, y que están relacionadas con tu área profesional o de negocio.

5. Piensa en un título provisional.

Es posible que se te ocurran algunos títulos diferentes, en otras palabras, diferentes formas de abordar ese tema del que quieres escribir. La idea es enfocarte primero en la redacción.

Por ejemplo, puedes decidir limitar tu tema a «Herramientas para reparar grifos con fugas» o «Causas comunes de grifos con fugas». Un título provisional es específico y guiará tu publicación para que puedas comenzar a escribir.

Otro ejemplo: «Cómo elegir un tema sólido para tu próxima publicación de blog». Apropiado, ¿verdad? El tema, en este caso, probablemente fue «bloguear». Entonces, el título provisional puede haber sido algo así como «El proceso para seleccionar un tema de publicación de blog». Y el título final podría ser «Cómo elegir un tema sólido para tu próxima publicación de blog».

¿Ves esa evolución del tema, de título provisional, al título final? Aunque es posible que el título provisional no termine siendo el título final, aún proporciona suficiente información para que puedas enfocar la publicación de tu blog en algo más específico que un tema genérico y abrumador.

6. Escribe una introducción (y hazla cautivadora).

Primero, capta la atención del lector. Si pierdes al lector en los primeros párrafos, o incluso en las oraciones, de la introducción, dejará de leer (incluso antes de que le hayan dado una buena revisada a tu publicación). Puedes hacer esto de varias maneras: cuenta una historia o un chiste, ser empático o atrapa al lector con un hecho o estadística interesante.

Luego, describe el propósito de tu publicación y explica cómo abordarás un problema que el lector pueda estar experimentando hoy. Esto le dará al lector una razón para continuar leyendo y ofrecerá una conexión sobre cómo le ayudará a mejorar su trabajo / vida.

7. Organiza tu contenido en un esquema.

A veces, las publicaciones de blogs pueden tener una cantidad abrumadora de información, tanto para el lector como para el escritor. El truco consiste en organizar la información de manera que los lectores no se sientan intimidados por la longitud o la cantidad de contenido. Esta organización puede adoptar varias formas: secciones, listas, consejos, lo que sea más apropiado. ¡Pero hay que organizarlo!

Echemos un vistazo a esta publicación, «Guía de marketing de contenidos en tiempos de COVID-19». aparentemente hay mucho contenido en la pieza, por lo que está dividido en algunas secciones usando títulos descriptivos, una cita y textos resaltados en negrillas.

Para completar este paso, todo lo que necesitas hacer es describir tu publicación. De esta manera, antes de comenzar a escribir, sabrás qué puntos deseas cubrir y el mejor orden para hacerlo.

8. Momento de ¡escribir tu blog post!

El siguiente paso, pero no el último, es escribir el contenido. No podemos olvidarnos de eso, por supuesto.

Ahora que tienes tu esquema, estás listo para abordar el espacio en blanco, y escribir un blog post. Utiliza tu esquema como guía y amplía todos los puntos según sea necesario. Escribe sobre lo que ya sabes y, si es necesario, realiza una investigación adicional para recopilar más información, ejemplos y datos para respaldar tus puntos, al tiempo que brindas la atribución adecuada al incorporar fuentes externas.

Si necesitas más ayuda para escribir, en este artículo también comentamos cómo escribir un post ideal.

9. Revisa y edita tu publicación.

Aún no has terminado, ¡pero estás cerca!. Luego de escribir un blog post, viene el proceso de edición, que es una parte importante de los blogs, no lo pases por alto.

Pídele a un compañero de trabajo consciente de la gramática que lea y corrija tu publicación. También puedes considerar utilizar un corrector gratuito online, y sin duda, consultar a la RAE.

Cuando estés listo pasa a verificar tu formato, ten en cuenta los elementos del blog…

Foto principal

Elige una imagen visualmente atractiva y relevante para tu publicación. Dado que las redes sociales tratan el contenido con imágenes de manera más destacada, las imágenes son más responsables que nunca del éxito del contenido de tu blog.

foto principal de blog post
Ejemplo de foto o imagen principal

De hecho, se ha demostrado que el contenido con imágenes relevantes recibe un 94% más de vistas que el contenido sin imágenes relevantes. Si necesitas ayuda para seleccionar una imagen para tu publicación, sitios como Pexels, pueden ser un buen lugar para buscar imágenes de calidad.

Apariencia visual

A nadie le gusta una publicación de blog poco atractiva. Y no son solo las imágenes las que hacen que una publicación sea visualmente atractiva, también es el formato y la organización de la publicación.

En una publicación de blog bien formateada y visualmente atractiva, notarás que los títulos y subtítulos se utilizan para dividir grandes bloques de texto, y esos encabezados tienen un estilo uniforme. Mantener esta coherencia hace que tu contenido se vea más profesional y más agradable a la vista.

Temas y etiquetas

Las etiquetas son palabras clave específicas y públicas que describen una publicación. También permiten a los lectores buscar más contenido en la misma categoría en tu blog. Abstente de agregar una larga lista de etiquetas a cada publicación. En su lugar, piensa un poco en una estrategia de etiquetado de blogs.

Piensa en las etiquetas como «temas» o «categorías» y elige entre 10 y 20 etiquetas que representen todos los temas principales que deseas cubrir en tu blog. Entonces apégate a esos.

10. Inserta una llamada a la acción o «Call to Action».

Al final de cada publicación de blog, inserta una llamada a la acción que indique lo que deseas que haga el lector a continuación: suscribirse a tu blog, descargar un libro electrónico, registrarse para un seminario web o evento, leer un artículo relacionado, etc.

Al escribir un blog post, tus visitantes hacen clic en el CTA y, finalmente, puede generarte un cliente potencial. Pero el CTA también es un recurso valioso para la persona que lee su contenido: usa tus CTA para ofrecer más contenido similar al tema de la publicación que acaba de terminar de leer.

Este es un ejemplo de llamada a la acción que hemos usado en nuestro blog:

→ Descarga ahora: eBook gratuito «Cómo implementar una estrategia de Inbound Marketing en tu empresa o marca».

11. Optimiza para SEO en la página.

Una vez que termines de escribir, vuelve sobre tu artículo para optimizarlo de cara a los motores de búsqueda.

Cuida no obsesionarte con cuántas palabras clave incluir. Al escribir un blog post, si hay oportunidades para incorporar las palabras clave a las que se dirige y no afectará la experiencia del lector, hazlo. Si puedes hacer que tu URL sea más corto y más amigable con las palabras clave, hazlo. Pero no acumules palabras clave ni busques una densidad de palabras clave arbitraria: ¡Google es mucho más inteligente hoy en día!

Estos son los elementos clave de SEO que no debes dejar de optimizar:

La Meta Descripción

Las meta descripciones son las descripciones debajo del título del blog post en las páginas de resultados de búsqueda de Google. Proporcionan a los buscadores un breve resumen de la publicación antes de hacer clic en ella. Lo ideal es que tengan entre 150 y 160 caracteres y comiencen con un verbo, como «Aprender», «Leer» o «Descubrir».

Si bien las meta descripciones ya no se incluyen en el algoritmo de clasificación de palabras clave de Google, brindan a los buscadores una instantánea de lo que obtendrán al leer la publicación y ayudarán a mejorar tu tasa de clics en la búsqueda.

Título de página y encabezados

La mayoría de los programas de blogs —Wordpress— utilizan el título de tu publicación como título de la página, que es el elemento de SEO en la página más importante que tienes a tu disposición. Pero si has seguido nuestras sugerencias hasta ahora, ya deberías tener un título provisional que naturalmente incluya palabras clave y / o frases que le interesen a tu público objetivo.

No compliques demasiado tu título tratando de incluir palabras clave a las que no pertenecen naturalmente. Dicho esto, si hay oportunidades claras para agregar palabras clave a las que está apuntando al título y encabezados de tu publicación, no dudes en tomarlas. Además, trata de que los titulares sean breves, idealmente de menos de 65 caracteres, para que no se trunquen en los resultados del motor de búsqueda.

Texto de anclaje o «anchor text»

El texto de anclaje es la palabra o palabras que enlazan a otra página, ya sea en tu sitio web o un sitio web de terceros. Selecciona con cuidado las palabras clave que deseas vincular a otras páginas de tu sitio porque los motores de búsqueda lo tienen en cuenta al clasificar tu página para determinadas palabras clave.

También es importante tener en cuenta a qué páginas enlazas. Considera vincular las páginas que deseas clasificar para una palabra clave específica. Podría terminar ubicándote en la primera página de resultados de Google en lugar de su segunda página, y eso no es poca cosa.

Optimización móvil

Dado que los dispositivos móviles representan casi dos de los tres minutos en línea de las personas, tener un sitio web con un diseño responsive es fundamental. Además de asegurarte de que los visitantes de tu sitio web (incluidos los visitantes de tu blog) tengan la mejor experiencia posible, la optimización para dispositivos móviles le dará a tu sitio web algunos puntos de SEO.

Para asegurarte que tu sitio web y tu blog son amigables para la navegación móvil, puedes probar la herramienta de Google para dispositivos móviles.

12. Elige un título atractivo.

Por último, pero no menos importante, es hora de arreglar ese título provisional que comentamos antes. Afortunadamente, tenemos una fórmula simple para escribir títulos atractivos que llamarán la atención de tu lector. Esto es lo que debes considerar:

  1. Comience con tu título provisional.
  2. Cuando empieces a editar tu título, ten en cuenta que es importante que el título sea preciso y claro.
  3. Luego, trabaja para hacer que tu título sea atractivo, ya sea a través de un lenguaje fuerte, aliteración u otra táctica literaria.
  4. Si puedes, optimiza para SEO introduciendo algunas palabras clave allí (¡aunque solo si es natural!).
  5. Finalmente, observa si puedes acortarlo. A nadie le gusta un título largo y abrumador; recuerda, Google prefiere 65 caracteres o menos antes de «truncarlo» en las páginas de resultados de su motor de búsqueda.

Todo es sólo cuestión de práctica. Verás que con el tiempo, los títulos de tus blog posts serán cada vez mejores y saldrán de forma más fluida.

Wow! hemos terminado!

Ahora te toca a ti

Como ya sabes, tener y mantener un blog para tu negocio puede ser un esfuerzo esencial dentro de todas las actividades de marketing que es posible desarrollar hoy en día. Ofrecer información de valor y en formato educativo en tus blog posts puede significar el tener más o menos clientes potenciales vinculados con tu negocio.